El compromiso social, educativo y político de María Rúbies

El compromiso social, educativo y político de María Rúbies

dilluns 03 d'octubre 2016 - 12:15
47 lectures
María Rúbies Garrofé
María Rúbies Garrofé
Escola Espiga
Escola Espiga
En 1986 fue nombrada primera presidenta del Consejo Escolar de Catalunya
En 1986 fue nombrada primera presidenta del Consejo Escolar de Catalunya
María Rúbies Garrofé
María Rúbies Garrofé

María Rúbies forma parte del día a día en la provincia de Lleida, hay un instituto que lleva su nombre, diferentes pueblos le han dedicado calles... pero muchos desconocen que la hizo merecedora de este honor. Y es que María Rúbies fue una gran impulsora de cambios educativos y sociales. Todos los que la conocieron coinciden en que era una persona inteligente, capaz de romper barreras, con una gran sensibilidad hacia las preocupaciones de sus conciudadanos y de todos los que luchaban por una mayor justicia.

María Rúbies nació en Camarasa, el 21 de noviembre de 1932. Vivió de lleno la dureza de la guerra civil. Su padre se vio obligado a refugiarse en Francia, mientras el resto de la familia permanecía en un pequeño pueblo del Pirineo catalán cercano a la frontera. Durante ese tiempo María no pudo asistir a la escuela.

Posteriormente, tras un breve período de estancia en Os de Balaguer, la familia se instaló en Lleida. En 1957 se licencia en Matemáticas y vuelve a Lleida, donde ejercerá la docencia en diferentes centros de bachillerato y impulsará la creación de la “Escola Espiga”. 

Entre 1967-77 asume diversas responsabilidades en la Universidad Autónoma de Barcelona, y posteriormente la dirección de su delegación en Lleida. En 1975, al iniciarse la transición política se compromete muy a fondo en la reconstrucción de la escuela y la pedagogía. Se afilia a Convergència Democràtica de Catalunya, y es elegida senadora en las primeras elecciones democráticas, y posteriormente diputada. Más tarde también será regidora de Lleida y diputada en el Parlamento catalán.

Maria Rúbies fue una mujer comprometida con la educación y la reconstrucción de su país, resulta difícil separar el compromiso personal del compromiso educativo, social y político. 

Se entregó de lleno a la renovación pedagógica y organizativa de la escuela y llevó sus inquietudes al seno de las instituciones que podían favorecer un cambio en la educación ya que, desde el año 1977, con el inicio de la democracia en España, los cambios escolares fueron coincidiendo con una transformación social y política mucho más amplia.

Mejorar la escuela exigía formar a los profesores, favorecer en ellos la reflexión sobre su trabajo cotidiano e incitarlos a conocer lo que se hacía en otros países, con el fin de ayudarlos a modificar en consecuencia su metodología y su práctica. Su empeño por introducir la denominada “matemática moderna”, propicia a desarrollar en los alumnos la educación del raciocinio y el análisis de procesos, fue una contribución concreta en esta dirección.

Quiso así romper los límites de las matemáticas enseñadas en la escuela. Para eso había que aventurarse en otros ámbitos distintos del cálculo y la geometría. Debía darse entrada a la lógica, a la estadística y a la probabilidad. Convenía plantear cambios metodológicos y hacer que las matemáticas sirvieran para ayudar a interpretar y resolver problemas de la vida real.

Maria Rúbies defendió un sistema educativo descentralizado, que permitiera dar respuesta a las necesidades sociales y culturales de cada uno de los pueblos del Estado español. Cuando el Estatuto de Cataluña reconoció como propia la lengua catalana y aceptó también la cooficialidad de la lengua castellana, Maria Rubiés promovió la formación entre el profesorado del estudio de la lengua y la cultura catalana.

Desde 1980 participó en la redacción de nuevos programas escolares por encargo del gobierno autónomo. Y en 1986 fue nombrada primera presidenta del Consejo Escolar de Catalunya, máximo órgano de consulta y participación de la comunidad educativa catalana. 

En 1988 abandona la militancia política y vuelve a la docencia en la Escuela de Formación del Profesorado de la Universidad de Lleida. Muere en 1993 como consecuencia de una larga enfermedad.

 

Judith Mellado

Fuente: Dona havia de ser 

 

Comparteix-ho

Sobre l'autor

Sóc llicenciada en Història de l'Art, m'he especialitat en Estudis de Gènere. Vull donar veu a totes aquelles lluitadores i pioneres que han contribuït a millorar el nostre present.
Segueix-me :