Infinitos universos e infinitas morcillas

Infinitos universos e infinitas morcillas

diumenge 30 d'abril 2017 - 18:15 a dimarts 07 d'abril 2037 - 02:15
Infinitos universos e infinitas morcillas

 

(En esta bonita ilustración se pretende recrear el Multiverso. Pero no se confundan: la foto de un retrete o de un melonar serían igual de ilustrativas)

En el artículo anterior, y rematando la cosa del Principio del Universo (el nuestro), señalaba que había una teoría alternativa al Gran Pedo natalicio (Big Bang, en fino): el Multiverso.

Éramos pocos, y parió la abuela; ¡y qué abuela! Nunca un dicho había sido tan apropiado para resumir la cosa de los múltiples universos. Es decir, de la posibilidad de que exista un porrón de universos, cada uno a su bola y sin contacto entre ellos (que se sepa y que no se sepa…).

Puestas así las cosas, el Multiverso sería el espacio en el que se desarrollarían infinidad de universos. Más allá de nuestro Universo podría haber infinitud de otros universos surgiendo continuamente. La cura de humildad definitiva para los sapiens-sapiens, añado con malicia. Lo que tratamos de explicar es porqué nuestro Universo es tan regular, tan uniforme; y lo que descubrimos es que esa misma teoría demostraba que a larga escala el universo no es tan uniforme; que en realidad es como una burbuja. No vivimos en un universo sino en un multiverso (Green), plagado de burbujas fractales -repetidas a diferentes escalas, como las figuras de un calidoscopio-, a las que llamaremos universos para entendernos. El pluriverso no tiene principio ni fin. Está en perpetuo movimiento. Veamos que nos larga Linde: Lo que intento es adecuar nuestros razonamientos vitales a lo que ya ha sido demostrado: que hay muchos universos y que no están en éste. A medida que nos proyectamos en el nuestro, las ecuaciones dejan de funcionar precisamente porque entramos en otra de esas burbujas fractales que son los demás universos y allí tienen sus propias leyes. El multiverso es lo más natural, la hipótesis que mejor encaja con los dato. Para mí, la realidad de muchos universos es una posibilidad lógica. Toma del frasco, Carrasco. Pienso que lo que Linde entiende por natural no es muy natural, que digamos.

Sí, contesta Vilenkin, pero cuando la gente habla de otros universos a menudo piensa en mundos paralelos que están completamente desconectados de nuestro Universo. Estamos hablando de regiones muy distantes en la misma habitación. Entre estas regiones, la  inflación (pedo gordo de los universos nacientes) continúa para siempre. Esta es la inflación eterna. Una teoría bastante extraña, ya ven, que solo tiene una expresión teórica, matemática. ¿Ustedes entienden algo? Yo, no. ¿Y qué me dicen de lo de las regiones en el multiverso? ¿Quién, cómo y desde dónde se parcela en regiones este espacio incomprensible? Nadie tiene ni idea. Pues, eso.

Repasongs. Se podría decir que el multiverso está lleno de burbujas –universos- que se expanden por ese espacio-T (Teórico) a la velocidad de la luz. Enormes burbujas que nacen de la Nada –joder, otra vez la maldita Nada-, engordan, se van de paseo por ahí y la palman por implosión, invierno energético o vaya usted a saber porqué... Todo eterno, sin principio ni fin. Cada universo tendría sus propias características y muchas combinaciones diferentes de sus ingredientes (Rees). Y a nosotros nos habría tocado en la rifa sideral uno en el que pueden desarrollarse ciertas formas de vida en formato “cuatro dimensiones”. Y aquí paz y en el cielo concierto de arpa.

Entre esos lelos universos-burbuja, el espacio-T se expande tan rápidamente, a velocidad supralumínica, que las burbujas no colisionan. Deducción simple: es imposible la comunicación entre universos. No obstante, algunos pirados sostienen que los bujeros de gusano (de los que me ocuparé más adelante) son pasillos de comunicación entre universos. Más madera: ¿veremos alguna vez los otros universos o podremos visitarlos aprovechando un puente? De nuevo Vilenkin nos arruina la fiesta: estamos fuera de su alcance; y solo podemos tener pruebas indirectas de ellos (es decir, en una pizarra o en una hoja de papel). Conclusión personal: que les den morcilla a los otros universos, al infinito y a las burbujas; pero mucha morcilla. Todo es especulativo. Las teorías de Cuerdas sostienen la existencia de ese Multiverso infinito; pero son unas teorías tan atractivas y elegantes como no experimentables. No experimentables.  

Pero no se vayan, hay más aspectos estupendos de la cuestión. Verbigracia: este artículo que ahora publico, se ha escrito y publicado infinitas veces por infinitos yos y para idénticos lectores-ustedes. Así que, de algún modo, todo ocurre muchas veces al mismo tiempo en infinitos universos (Linde).¿A que es bonito? La cosa tiene su lógica: si estamos en un Corral eterno e infinito, todas las posibilidades posibles se verifican infinitas veces.  Pero ahí no acaba la cosa: se ve que hay diferentes tipos de multiversos, cada uno con sus características particulares y sus universitos dando la brasa por allí de ningún sitio. Corolario: solo la ignorancia arrogante nos permite hablar de esos escenarios como reales y demostrables. Amén. 

Comparteix-ho

Sobre l'autor

Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :