Olímpicas: laureadas e infravaloradas. La paradoja de las deportistas españolas

Olímpicas: laureadas e infravaloradas. La paradoja de las deportistas españolas

dijous 04 d'agost 2016 - 09:30
70 lectures
Medallistas JJOO Londres 2012
Medallistas JJOO Londres 2012
Marin, Belmonte y Muguruza optan a Medallas Olímpicas
Marin, Belmonte y Muguruza optan a Medallas Olímpicas

Un día antes de que empiecen las Olimpiadas de Rio 2016, lo que me preocupa más que los niveles de contaminación de las aguas, el mal estado de las instalaciones y cosas por el estilo, es el tratamiento que se dará a las deportistas. Por lo general las mujeres deportistas tienen un papel secundario en estas competiciones, y la proyección que se da a sus éxitos también es secundaria. 

Aunque el número de mujeres que participan en los Juegos Olímpicos ha aumentado -el 46% de la delegación española es femenino-, todavía existe discriminación en estos encuentros deportivos: Las atletas están poco representadas en las competiciones, son víctimas de prejuicios sexistas en los medios de comunicación que las presentan como “productos” cuyos méritos son ser “sexy” y “guapa”. 

En los los últimos JJOO, Londres 2012, España ganó un total de 17 medallas, 11 de las cuales fueron ganadas por mujeres:

·        2 oros:  Marina Alabau y el Xiquita Team formado por Tamara Echegoyen, Ángela Pumariega y Sofia Toro.

·        5 plata:   Mireia Belmonte (2), Ona Carbonell y Andrea Fuentes, Brigitte Yagüe y el equipo de waterpolo femenino

·        4 bronce: Equipo femenino de Balonmano, Maider Unda, equipo de Natación sincronizada femenino y Maialen Chourraut

Pero ¿se les da la notoriedad que merecen? Desde hace años las mujeres deportistas están cosechando notables éxitos, aparecen un poco más en los medios de comunicación, y a algunas hasta las reconocemos. Son campeonas y líderes sociales, pero todavía falta un reconocimiento efectivo a todo este trabajo.

Además, se da la circunstancia de que muchos de los/las atletas que  nos representan en las olimpiadas, lo hacen compitiendo en deportes y modalidades minoritarios a nivel de público y seguimiento mediatico, y que no son estrictamente profesionales, ya que las competiciones en las que participan a nivel federativo no generan una estructura competitiva y económica que les permita dedicarse en exclusiva, a no ser que sean becados/as. La falta de interés por parte del público provoca que no se generen ingresos ni se atraigan patrocinios, lo cual impide crear una estructura profesional, con lo que los/las deportistas tienen que acabar dependiendo de patrocinios privados y de becas -en caso de conseguirlos- para poder entrenarse y desarrollarse. Es un círculo vicioso, en el que resultan especialmente afectadas las mujeres, ya que incluso en los deportes mayoritarios y más populares (fútbol, baloncesto...), la modalidad femenina obtiene mucha menos difusión, y por ende, menos popularidad y seguimiento, y menos ingresos, que acaban redundando en deportes mucho menos profesionalizados que sus homólogos masculinos. Y es que, cuánta gente conoce el equipo titular de la selección femenina de baloncesto o de fútbol?

Queda mucho trabajo por realizar, pero creo que las medidas para mejorar la situación de las deportistas españolas pasa por cuatro puntos esenciales:

  • Potenciar las competiciones femeninas.
  • Incrementar las ayudas económicas (patrocinios, subvenciones y becas) para el deporte femenino.
  • Que los medios de comunicación hagan un tratamiento igualitario y de calidad al deporte femenino
  • Que las mujeres accedan a los órganos de gobierno de los estamentos deportivos: clubes, entidades, federaciones y órganos directivos.

Mejorando en estos cuatro apartados los cambios podrían ser significativos y de calidad para el reconocimiento, la profesionalización y el respeto hacia las deportistas y el deporte femenino en general. 

Judith Mellado Ganau

Comparteix-ho

Sobre l'autor

Sóc llicenciada en Història de l'Art, m'he especialitat en Estudis de Gènere. Vull donar veu a totes aquelles lluitadores i pioneres que han contribuït a millorar el nostre present.
Segueix-me :