¿Se ha enterado Puigdemont de la gravedad de la cosa?

¿Se ha enterado Puigdemont de la gravedad de la cosa?

dilluns 20 de novembre 2017 - 18:15 a dilluns 10 d'octubre 2501 - 13:15
¿Se ha enterado Puigdemont de la gravedad de la cosa?

(En esta bonita animación se recrea tirando de imaginación lo que pasa en el Vacío​ a escala subatómica, muy chiquirritina).

​¿Vienes del espacio exterior?, preguntó la anciana.​​

Sí, pero no se alarme. Soy ciudadano soviético (Yuri Gagarin​).

Pero no piensen ni por un momento que la cosa se queda ahí: se barrunta que hay un Universo gigantesco que estaría por ahí dando brasa. Pues, sí, señores y señoras, parece que hay otro Universo envolviendo este y tal, que se viene llamando metauniverso Mucho más grande que el familiar (el de toda la vida, vamos), y del que no sabemos casi nada. Bueno, se conjetura que la distancia que se debería recorrer para alcanzar uno de sus bordes sería de 10 elevado a la potencia + 2.000.000 de años luz (Bryson, Rees y otros). Quién pueda imaginarse esa distancia, le ruego que tenga la bondad de ponerse en contacto conmigo. Tiene pagada una cerveza con cacahuetes o almendras tostadas (a escoger).

En la última entrega hablaba de lo condenadamente raro que es el Universo que nos ha tocado en la rifa. Raro, y plagado de cosas y fenómenos no menos raros: bujeros negros, quasars, chorrazos de rayos gamma que te sucarran el tupe a miles de millones de kilómetros de distancia, materia oscura, energía oscura (la ​cosa más abundante del Universo, pero ni idea)… En fin, un follón de no te menees. Prosigongs.

¡Caña al mono, que es de goma!: hay regiones del Universo que no podremos ver jamás, como ya he apuntado, porque su luz puede tardar perfectamente decenas de miles de millones de años en llegar a la Tierra. Tal vez alguien podría pensar que la que salió en nuestra dirección hace 20.000 millones de años ya habría llegado y la podríamos ver. No, señor. Pues en esas fechas-espacios no existía el Universo universal. ¿Vamos bien para ir a Reus? No intenten comprender la cosa, ya que solo tiene explicación matemática; y poco experimental. Otra cosita tranquilizadora: el espacio universal se expande a una velocidad superior a la de la luz. ¡Herejía, blasfemia, apostasía! Bueno, ya saben que nada de nada de na puede desplazarse a una velocidad superior a la de la luz –san Einstein dixit-. Pero sucede que lo que se mueve a esas velocidades es el espacio, no los bichos que pululan por él. Si es que es elemental, de Segundo de ESO. Otro aspecto del festival también muy sencillo es que el Universo crece, se expande por ningún sitio y hacia ningún sitio; bueno, como me caen bien, diré hacia todos los sitios. Total… Esto es, el Universo crece generando su propio espacio, como un globo que se hincha, en el que las galaxias y demás bichos están en la superficie del globo. Esto es: las galaxias están fijas en su entorno, lo que crece y aumenta entre ellas es el espacio, que a su vez las hace mover. Es de sentido común, ¿verdad? Pues, no. Esa es solo una imagen que se utiliza a modo de símil para que se entienda la cosa. No obstante, no refleja la Realidad –maldita palabra- ni sus alrededores.

Y es que no hay puñetera forma de expresar desde la intuición esos terribles fenómenos. Por lo que es para mí un doloroso deber informarles de que los ejemplos, símiles, imágenes y demás que utilizados para explicar tan refulgentes fenómenos, no se ajustan en absoluto a lo que realmente (sic) pasa/debe pasar. No conocemos mejor el Corral con estos ejemplos. Son tan solo una imagen tan patosa como cómoda de lo que pasa más allá de nuestras narices. Más datos: el espacio de nuestro Universo está más vacío que la botella de un borracho: inabarcables extensiones de Vacío punteadas por unas estrellas aquí, unas nebulosas allá, unas galaxias acullá… Pero desierto y hostil; totalmente hostil. Sí, ya sé, es muy romántico mirar por la noche las estrellas en compañía de la pareja y tal. Sin embargo, ese firmamento que se capta es lo más inhóspito y asesino que ha parido madre. Extraño e inhabitable para bichos como nosotros.

¿El Vacío está vacío? No, no se rían que la cosa tiene su punto. A escala humana, como ya digo, la cosa está muy vacía, requeté vacía: la materia no ocupa ni el 0’00000000000001% (me he cansado de poner ceros) del espacio disponible. Pero si aumentamos la lupa hasta dimensiones pequeñísimas, subatómicas, observaremos que ese Vacío está más concurrido que una discoteca los viernes por la noche. Y más movido. Casi infinitas partículas aparecen, chocan, desparecen, decaen en otras, salen pitando (fotones-luz), vibran en campos electromagnéticos y demás espectáculos de feria. Por tanto, el Vacío está o no vacío según como se mire. Más claro, el agua.

Beethoven ​decía que un hombre decente debía ayudar al prójimo siempre que pudiera, amar la libertad por encima de todas las cosas y decir la verdad, aunque fuera ante al rey.

https://www.youtube.com/watch?v=e4d0LOuP4Uw

Comparteix-ho

Sobre l'autor

Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :