Cuidarte a partir de los 50 años: Degeneración Macular Asociada a la Edad

Tel: 973 245 380
ILO Oftalmologia, clínica oftalmològica a Lleida
ILO OFTALMOLOGIA Dr, Fleming,14 · 25006 Lleida, Lleida · Tel: 973 245 380
Localització

Cuidarte a partir de los 50 años: Degeneración Macular Asociada a la Edad

dimarts 25 de juny 2019

Con el paso de los años es inevitable la aparición de ciertas patologías que pueden empeorar nuestra calidad de vida. Una de ellas es la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), enfermedad de tipo degenerativo que está fuertemente vinculada al transcurso del tiempo. Su principal consecuencia es la pérdida de visión e incluso la ceguera y, aunque poco se puede hacer para prevenirla, sí es importante detectarla cuanto antes para frenar su evolución. Te explicamos sus características.

¿Qué es la DMAE?

La DMAE o Degeneración Macular Asociada a la Edad es una enfermedad degenerativa ocular caracterizada por cambios atróficos y pigmentarios en la región central de la retina, la macula. Como consecuencia,  causa una  pérdida progresiva de la visión central en pacientes mayores de 50 años. Es una enfermedad que puede afectar a los dos ojos, aunque de forma asimétrica.

¿Qué formas de DMAE existen?

La DMAE se define en tres estadios de gravedad, según el tamaño y características de las lesiones observadas en la mácula. Existe una forma precoz e intermedia  con drusas y alteraciones pigmentarias que condicionan escasa afectación visual. La DMAE avanzada se define por la presencia de atrofia geográfica o neovascularización, y constituye la forma más agresiva de degeneración macular.

  • DMAE atrófica:  es la forma más frecuente de DMAE avanzada y se caracteriza por un adelgazamiento de la mácula. Su evolución suele ser lenta y progresiva, aunque puede convertirse en una forma neovascular.
  • DMAE neovascular o exudativa: se define por la presencia de nuevos vasos sanguíneos que crecen en la mácula. Son vasos frágiles que pueden perder líquido y sangrar, generando una pérdida visual intensa y rápida.

¿Qué factores aumentan el riesgo de padecer una Degeneración Macular?

La causa inicial de la DMAE es desconocida. No obstante, el factor de riesgo conocido más importante es la edad.

Otros factores de riesgo son:

  • Tabaco: es el factor ambiental más importante.
  • Hipertensión arterial y otras enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos de la retina: obesidad, arteriosclerosis, diabetes, colesterol...
  • Predisposición genética.
  • Alimentación: dieta rica en grasas y pobre en antioxidantes y cinc.

¿Qué síntomas provoca? ¿Cómo podemos detectarla?

Las formas iniciales de DMAE pueden no dar síntomas y detectarse de manera casual en una revisión oftalmológica rutinaria. A medida que la enfermedad avanza, y como consecuencia de la afectación de la mácula, se va produciendo una pérdida visual central que puede asociarse a una visión distorsionada de los objetos (metamorfopsia). El paciente suele referir dificultad en la lectura, al contar monedas, escribir, identificar caras de personas, conducir...

Para la detección precoz de estas lesiones el paciente puede utilizar un examen de autoevaluación de  visión central, conocido como Rejilla de Amsler. Se trata de una cuadrícula que permite identificar la presencia de metamorfopsia y/o  pérdida visual central. Debe realizarse en cada ojo por separado, tapando un ojo y después el otro.

¿Cómo se puede prevenir?

Para intentar retrasar el inicio de la enfermedad y frenar su evolución es recomendable identificar los factores predisponentes y a ser posible corregirlos. En esta línea se recomienda dejar de fumar y mejorar la dieta. Pueden administrarse complementos nutricionales (antioxidantes).

¿Tiene tratamiento?

La DMAE no tiene tratamiento curativo. En la DMAE neovascular o exudativa tenemos tratamientos que se inyectan dentro del ojo (intravítreos) y que frenan su progresión. Son tratamientos que deben realizarse periódicamente y que requieren de un seguimiento muy exhaustivo con pruebas complementarias. En estos casos, el diagnóstico y tratamiento precoz son esenciales y marcan el pronóstico visual.

La DMAE atrófica no dispone en la actualidad de ningún tratamiento intraocular. Pueden administrarse complementos nutricionales para intentar enlentecer su evolución.

 

 

← Tornar
© ILO Oftalmologia · Tots els drets reservats · Avís legal ·
ILO OFTALMOLOGIA Dr, Fleming,14 · 25006 Lleida, Lleida · Tel: 973 245 380