El señor Puigdemont no puede entrar en EEUU

El señor Puigdemont no puede entrar en EEUU

diumenge 17 de juny 2018 - 15:45 a dissabte 07 de desembre 2069 - 13:00
El señor Puigdemont no puede entrar en EEUU

(En esta bonita foto de la derecha, captada por ultra telescopio cósmico, se ve la materia oscura dando la brasa por las galaxias. A simple vista se ve que sus partículas son más gordas que sus colegas de la materia normal, la de toda la vida. Como se puede observar son ágiles y se mueven con donosura y tronío).

En el artículo anterior, acababa mencionando la relación entre la materia oscura y los bujeros negros. Pues bien, en el Observatorio del Cerro Tololo, en Chile, se ha calculado la cantidad de esa especialísima materia que hay en nuestro Universo; y que no se puede detectar por medios directos: un 20% de todo lo que hay por ahí fuera.Tan solo se manifiesta por ciertos efectos sobre la materia/energía visibles y por las conclusiones que de ello extraemos. Pero nadie la ha visto ni la ha podido analizar. Aunque tampoco vemos el viento, pero detectamos sus efectos: mueve las hojas… (Chris Smith). Es decir, que esa chicha fosca está por ahí dando la brasa. No obstante, no sabemos muy bien cuál es su interacción con la materia visible que se arremolina y se aprieta en el circo de los bujeros negros.

No hemos podido establecer un modelo de comportamiento ni un patrón que responda a las posibles alteraciones de su mutuo contacto. El problema es doble. A las dificultades del estudio del comportamiento de los bujeros, se suma la de la muy baja actividad de las partículas que conforman dicha materia; y que circulan por la zona de influencia de ellos. A falta de más evidencias, de momento nos conformamos con decir que esas partículas se definirían por ser masivas –con mucha materia en poco espacio-, pero de muy débil interacción con la materia/energía detectables. En inglés a esas partículas se las denomina con el acrónimo wimp.

Noticias del TBO (un antiguo cómic para niños). Un equipo de astrónomos con base en el observatorio de Las Campanas, en Chile, liderado por el doctor Eduardo Bañados, ha descubierto un bujero negro lejanísimo, que se formó apenas 690 millones de años después del Gran Pedo –o Big Bang. De cuando el Universo eso un mozalbete prometedor. En aquellos creacionales tiempos, la luz visible ya iluminaba todo el Corral, que crecía y crecía para pasmo de propios y extraños. Energía por un tubo, que se convertía en materia por otro tubo (el del divino Higgs).

Ese cacharro formaba parte de un objeto muuuuy gordo, que atiende por el nombre genérico de quásar. Estos son los cacharros más brillantes y convulsos del Universo. Y en ellos se producen diversas catástrofes y movimientos frenéticos: escupen materia que va echando leches y también los susodichos chorrazos de energía visible por nuestros pecadores ojos: los rayos gamma. Si esa energía la cobrara Endesa, necesitaría una factura de un millón de páginas para contabilizar los vatios generados en cada emisión. Y ese recién descubierto bujero, el más antiguo hallado hasta la fecha, puede contener las claves de los primeros trancos del Universo. No obstante, de los quásar daré noticia en otro artículo.

Como pueden ver, la cosa es muy complicada. Muy liada y con más interrogantes que un cuestionario de entrada en Estados Unidos. Así qué…

Se diría que España va a Eurovisión a hacer el ridículo. En este caso, un éxito rotundo. (La patética coreografía no desentona).

https://www.youtube.com/watch?v=wfeCIvOxXBo

 

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de salmar2
Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor