Las naranjas tropicales del Casañé y la antimateria

Las naranjas tropicales del Casañé y la antimateria

dilluns 06 de febrer 2017 - 17:45 a dimecres 04 de desembre 3450 - 00:00
Las naranjas tropicales del Casañé y la antimateria

 

(De no haber sido por la antimateria, el ​carrer Major​ mostraría este aspecto un día de rebajas)

He dejado para el final un postre que ni las naranjas tropicales del Casañé. La cosa va de que en el Universo también hay antimateria; esto es, materia pero al revés. Lo que faltaba. Un ingrediente con el que seguro que sueña Ferran Adrià: esferificaciones de anti-atún y tal. En el Principio de Todo había una cantidad inimaginable. Junto a las innúmeras partículas que pululaban por la densa nube primordial, circulaban sus correspondientes antipartículas. Estas serían como la imagen que devuelve un espejo (pero con muy mala leche), y con carga contraria a sus gemelas, las partículas mismamente dichas: carga negativa. Abreviando: cuando se encuentran dos partículas simétricas pero de carga opuesta, petan y se destruyen. Y así pasó con la inmensísima cantidad de partículas que daba la brasa unos minutos después del Gran Pedo. ¿Qué por qué estamos aquí si toda la materia primordial se fue al carajo? Pues porque hubo una parte infinitesimal de esas partículas que no tuvieron antipartículas que la trincharan. De esa esmirriada parte surge todo el Circo que tenemos hoy día. Es decir, hubo una pequeña asimetría entre ambas formas de partículas (J.Baker). Y tan pintoresco fenómeno permitió que el Universo continuara con su rollo expansivo y sus relaciones materia-energía, gravedad-termodinámica. ¡Ojo al parche con esta dialéctica!, que es el meollo del asunto, de todo lo que se menea (y se menea todo) en el Universo.

Hay otros aspectos de la cosa que sin duda les agradarán: las partículas de antimateria viajan del futuro hacia el pasado, para continuar trinchando to lo vivo, a diferencia de las personas educadas, que lo hacemos al revés. Ítem más: se ha conseguido fabricar antimateria, concretamente átomos de antihidrógeno, que tiene un positrón y un antiprotón, en vez del electrón y el protón de toda la vida. ¡Ah, y con el positrón girando en sentido contrario que su simétrica, el electrón! Un follón de no te menees. Pero no se crean que todo es investigación especulativa y fatua; en este territorio también avanza la tecnología. Se fabrican, por ejemplo, paratos que utilizan técnicas sofisticadísimas para hacer exploraciones médicas muy precisas, como por ejemplo la técnica PET. El artilugio encargado, capta y utiliza positrones para crear imágenes muy precisas de nuestras vísceras, entrañas, menudillos y partes nobles.

Conclusión personal: de no existir la antimateria en aquellos gloriosos y faustos tiempos del Gran Pedo, hoy no cabríamos en el Corral, de tanta materia que habría por todas partes. Un auténtico asco. Seguro que tendríamos que dormir uno encima de otro, y sin podernos mover ni pa mear. ¡Gracias antimateria, guapetona! 

Fin de la emisión. Oración, despedida y cierre. Passi-ho bé!

J.S. Bach​ compuso unas suites para orquesta que son una explosión de color y de luminosidad, muy alejadas del pesimismo inherente al Barroco).

https://www.youtube.com/watch?v=K9xm6dOwbHg&list=RDK9xm6dOwbHg#t=234

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de salmar2
Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :