¡Aquí no hay nada gratis!

¡Aquí no hay nada gratis!

dimarts 13 de maig 2014 - 13:00

Paradojas de la vida.

Cuando accedemos a una Red Social no estamos desembolsando una cantidad de dinero en ella. Pero en realidad si que pagamos por ellas. Pagar se puede pagar de muchas maneras y, en el post de hoy quiero desmontar esos mitos que dicen que las Redes Sociales son gratis.

4 motivos generales por los que considerar “no-gratuitas” las Redes Sociales:

 

1. Datos personales: Cuando te das de alta facilitas tus datos personales (nombre, apellidos, fecha nacimiento…). Puede parecer insignificante para ti pero, para la Red Social es una fuente importante de ingresos ya que, puede “comercializar” tus datos con empresas que lo deseen para hacer publicidad en tu página de inicio de la red.

Ej.: Te registras a Facebook como usuario. Rellenas todos los campos de información que quieres. En “gustos” pones que te gusta mucho leer y detallas tus libros y escritores preferidos. –> Una editorial compra a Facebook los datos de aquellos usuarios que en “gustos” han detallado algo relacionado con la lectura.

¿Para qué? Para que salga publicidad de algún libro nuevo en tu cuenta y que sólo verás tú y aquellas personas que han especificado el interés por la lectura.

¿Y eso es legal? Si, porque has aceptado las condiciones y términos de la Red Social (seguramente no te las has leído).

 

2. Quiero poner publicidad: Volviendo al primer punto, es tu empresa quien quiere publicitarse en Redes Sociales (Ej. Facebook – FB). Pagarás a FB por datos de sus usuarios a quienes les aparecerá la publicidad de tu producto/servicio.

¿Y cuánto dinero vale publicitarse en Facebook? Hay muchas maneras de calcular el coste total (lo hablaremos detalladamente en otro post) pero los más comunes son en función del número de veces que aparece tu anuncio (impresiones) y en función de los clicks que hagan los usuarios en ellos.

Las empresas ven en las Redes Sociales un potencial importante en cuanto a segmentación del mercado, por la facilidad de ir directamente a los usuarios que nos interesan y que dan la suficiente información como para considerarlo público objetivo.

 

3. Dedicación y disponibilidad: Si eres una empresa y deseas estar en Redes Sociales porque tu público objetivo (gente a la que quieres dirigir tu producto/marca/servicio) está en ellas, debes tener en cuenta que tu perfil en una Red Social no se crea ni se alimenta por si solo. Necesita de alguien que está detrás, actualizándolo periódicamente con contenido interesante para el público. Queda poco profesional entrar en una Red Social de empresa y ver que la última actualización es de hace 6 meses, 1 año… El resto de usuarios la darán por cerrada.

Así pues, inviertes diariamente tiempo de tu trabajo en la Red Social y, al fin y al cabo, es una “inversión” porque dejas de hacer otras cosas importantes para dedicarte a ello.

 

4. El Community Manager (CM): Todos sabemos qué es un CM; el encarregado de gestionar las Redes Sociales y todo lo relacionado con el mundo online de una empresa/marca… Quitaros de la cabeza que es el responsable de estar en Facebook, Twitter… de una empresa/marca y que espera que alguien diga algo para contestar. NO! Es mucho más que eso (ya entraremos en detalle en otro post).

Para aquellas empresas que no tienen tiempo y no quieren invertir sus horas de trabajo en Redes Sociales pero quieren estar en ellas, necesitan una figura como el CM. Puede ser alguien interno (del dept. de comunicación) el cual le saldrá “gratis” o externo (autónomo o empresa ajena).

En este último caso, habrá una nómina de por medio, por lo tanto, la presencia en Redes Sociales deja de ser gratuita.

 

Moraleja: Lee las condiciones y términos de uso antes de acceder por primera vez a una Red Social, piensa bien dónde quieres estar presente y quién quieres que lo gestione. 

Comparteix-ho