El arte y el placer de coger y de soltar

El arte y el placer de coger y de soltar

dissabte 28 de febrer 2015 - 21:30

Fue un día diferente, sentí una vez tras otra el coger y el placer de dejar soltar cada ola por su propio peso notando como lo que quedaba eran mis huellas que a la vez se desdibujaban y dejaban cabida a la siguiente ola, quizá mas grande o más pequeña, con mas o menos fuerza, pero que de nuevo te llevaba a la misma sensación. Tuve la revelación que la vida es así pero a veces cuesta mucho soltar o mejor dicho hacerlo con la satisfacción de aprovechar lo siguiente, sabiendo que las huellas están ahí y que la belleza es infinita; pero sobretodo sabiendo que si quieres la ola vuelve, si otra, pero luego vuelve a ser igual de bonito. No me movía, me resistía a hacerlo, y llegaba otra y otra, y otra, y otra… Cuando estoba tan cómoda que ya no pensaba tanto y me dejaba llevar sin preocupaciones, me fijé en mi alrededor y vi paisaje, gente… No es saber saltar, es dejarse llevar por los sentidos porque me daba cuenta que las olas también olían y se escuchaban.

Me fijé en una niña que parecía estar disfrutando con ellas de brazos de su padre persiguiendo las olas. Pero el padre se cansó y la niña peleó con él para volver a sentir las olas. Al final la niña convenció a su padre para volver y disfrutaron juntos. ¿Porque nos alejamos o nos alejan? ¿Porque no las dejamos venir e irse con el placer de sentir venir otra igual de bella? ¿Porque no probamos de saltarlas al revés? ¿Por qué no disfrutamos de ensuciarnos?, siempre nos podemos lavar.

Me vi llena de arena y decidí entrar más adentro y vencer mis miedos, sintiendo que el mar y yo nos habíamos cogido confianza y me sumergí hasta quedar cubierta. Volví a salir y empiezé a andar por ellas de lado, luego aceleré el paso, luego corrí… Se me ocurrieron maneras que me llevaban a otras. Si intentaba correr costaba más pero sentía su fuerza, si iba más lenta eran más suaves pero te acariciaban y si intentaba hacerlo siguiendo su ritmo parecía que bailaba y se volvían muy ligeras. En el breve recorrido observé unos niños que jugaban con ellas acercándose y alejándose, tomando un control ficticio, evitando que los pillaran, pero sabiendo que alguna vez lo harían. Luego las volví rebeldes haciéndolas salpicar y decidiendo volver a hacer caso al reloj y volví a la toalla en un estado de paz interior, por decirlo de alguna manera. Temí olvidarme de lo que había sentido y me puse a escribir mientras levantaba la vista al chiringuito, a la playa, a mi alrededor. Veía cosas simples, que en otro momento quizá no me decían nada pero que entonces se me mostraron como revelaciones.

Observé incluso como una gaviota buscaba el mar, rozando con él y se subía encima de un flotador quizá esperando la siguiente para dejarla llevar… Soñamos con tener alas y quizá solo necesitamos olas, sentir-nos parte del mundo y encontrarnos con él. Finalmente, mientras escribía, me fijé en un niño más mayor que observaba el mar pero no se atrevía a adentrar-se, lo miraba ensimismado y con respeto. Luego decidió construir su castillo a cierta distancia de las olas, pero ya me iba y no sé si el niño se daría cuenta que aunque siempre será su castillo y dejará una huella también se dejará llevar por las olas. Quizá se diera cuenta… Volví a echar una mirada fugaz pero intensa al mar antes de girarme y seguir mi camino siendo un poco más consciente del arte y del placer de coger y de soltar.

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de juditruiz
Mestra d’educació infantil i amant de la vida que intenta integrar experiències per redescobrir-se contínuament. Penso que tots som artistes i podem ser mestres. Crec en el poder de la pedagogia, de la filosofia, de la psicologia, de l’art... però sobretot crec en les persones i en la seva creació constant en dialèctica amb la riquesa del món. Crec en aprendre i desaprendre per a viure i a viure per aprendre i desaprendre. Crec en un món multicolor. Crec en les revelacions. Crec en tu, en mi i en nosaltres. Crec en una comunitat de despertes i desperts.
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor