A nuestro alcance

A nuestro alcance

dilluns 29 d'agost 2016 - 20:00
A nuestro alcance

Fragancia humana de olas que fluyen moviéndose con un poco de otras, como deslizarse en el movimiento de guirnaldas de luz que van alumbrando todo el paseo.

Luna llena que permanece siempre delante. Si se muestra visible acompaña edificios a su misma altura, mientras a la altura del suelo se huelen sueños cosmopolitas de segundos interminables en suspensión. Y de repente ves los rascacielos moverse bajo el agua.

Niños que con su expresión muestran que se han olvidado del mundo y adultos que mecen su amor con vistas a lo infinito y tacto a las entrañas. Sienten plenamente el presente, irradiando luz.

Identidades en granos de arroz que por el hecho de ser grandes en lugares diminutos van más allá de un nombre. Los envuelven corazones con un toque de color.

Algo diminuto, más fácil de abarcar que un horizonte al atardecer, como una estrella en la que cabe la inmensidad del mar. O quizá un avión, qué importa. Y luces de la calle o habitaciones, como constelaciones a tu altura, cuerpos bailando entre otros miles, un tren clavado entre las palmeras, besos dándose con tan solo el contacto de las manos...; miles de puntos brillantes en los que fijarse y adentrarse. Con tu música desdibujada en una fiesta, más bonita si cabe.

Rituales de enterrarse y desenterrase como cascadas o simples chispas de agua o arena que abordan en el cuerpo de golpe, chapoteando o quietos en espera de recibir, confiados de que llega; libres, moldeables y plenos, sin necesidad de buscarse. Como la espuma caliente que llega suave, te inunda y se separa o te vuelve con el viento. A veces quieta, se desintegra y hace brillar el lugar donde sigue existiendo. Ahora me llega tu "set me free", acompañando la libertad compartida.
Flores de colores mezclados, con espacios de otras en monocolor, formando una pintura de vida. En una misma zona coexisten soledad e interdependencia; diversidad y unión. Flores antagonistas al cielo por espacio y cercanas a él por el árbol que acogen, el cual acompaña a los rascacielos, que invaden a las personas y a la gente que se mueve entre sí.

Trozos de tu ser aprendido en un fondo de helado, entre tus dientes, en la saliva y dentro de ti de nuevo. Capas de galleta desnudas, desechas y saboreadas se aparecen en un sentir atento.

La suavidad del grito libertad, de la arena entre los dedos y de unas chispas de agua ante toda resistencia...

El cielo está a nuestro alcance aunque la cabeza nos ponga "peros" y el corazón nos grite "vuela".

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de juditruiz
Mestra d’educació infantil i amant de la vida que intenta integrar experiències per redescobrir-se contínuament. Penso que tots som artistes i podem ser mestres. Crec en el poder de la pedagogia, de la filosofia, de la psicologia, de l’art... però sobretot crec en les persones i en la seva creació constant en dialèctica amb la riquesa del món. Crec en aprendre i desaprendre per a viure i a viure per aprendre i desaprendre. Crec en un món multicolor. Crec en les revelacions. Crec en tu, en mi i en nosaltres. Crec en una comunitat de despertes i desperts.
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor