Siempre nos quedará Bruselas...

Siempre nos quedará Bruselas...

dimecres 15 d'agost 2018 - 17:00 a dijous 10 d'agost 2333 - 01:30
Siempre nos quedará Bruselas...

(En esta bonita foto se ve el Atomium de Bruselas, que se parece tanto a un átomo como un mejillón a un portaaviones)

Como ya he dicho por no sé dónde, últimamente ha cobrado fuerza la idea de que en el centro de todas las galaxias hay un bujero negro híper masivo, alrededor del cual girarían como posesas las estrellas, los planetas y otros bichos raros que forman la galaxia. Ello permite suponer que los bujeros negros son anteriores a las galaxias. Y que se formaron en el Universo Temprano, cuando solo había energía y materia, en forma de gases, surgida de la misma energía mismamente. Úsease: los bujeros negros habrían formado a las galaxias, formadas a su vez por centenares de miles de millones de estrellas surgidas de la compactación de gases por arte de magia (gravitatoria). Y eso justifica la importancia que tienen los bujeros para los científicos (J. Wheeler).

Pero, a día de hoy -véase el calendario para saber cuál es el día de hoy-, la cosa está muy verde. Tomemos la Vía Láctea, nuestra querida galaxia como objeto de análisis. En el centro tenemos un bonito bujero negro, que nos ha salido más raro que un elefante rosa. Su masa muy superior a la del Sol. Ese dato ya nos indica la potencia de su atracción gravitatoria. Cerca –tomen esa palabra con precaución- del disco que rodea el bujero se concentra una gran cantidad de gas y polvo de los que nacen cientos, miles de estrellas jóvenes. El parto estelar. No obstante, eso contradice la hasta ahora firme idea de que los bujeros solo tragaban. Que absorbían todo lo que estaba en su comarca. Pero la ciencia avanza que es un portento. El astrofísico Daniel Wang observó que nuestro bujero volvía a expulsar casi la totalidad del gas que abducía. Hecho que ayuda a explicar la formación de nuevas estrellas. Y eso desmonta la visión exclusivamente caníbal de los bujeros. A menos del nuestro.

En la zona comarcal de nuestro bujero se ha detectado, además, una cantidad despatarrante de rayos gamma (Dan Hooper y su equipo). Esos rayos son los más poderosos de todos los que pululan por el Universo, y su poder calórico-destructivo es legendario. Nadie sabe de dónde narices salen, habida cuenta de que los objetos que pululan por allí no tienen la capacidad necesaria para emitir tan potentes chorrazos de rayos. Conclusión: se especula sobre que puedan ser emitidos por el bujero negro (yo soy de esa opinión). No parece haber otra opción posible. Aunque también podrían ser emitidos por una alta concentración de materia oscura en la zona, que a su vez explicaría la alta cantidad de antimateria -materia, pero con carga eléctrica contraria, para entendernos- que se ha detectado en esos andurriales. Más conclusiones: cada nuevo descubrimiento abre nuevos y oscuros interrogantes.

Últimas noticias: a finales de 2017 se descubrió que nuestra querida galaxia dispone de bastantes bujeros negros, no solo uno como se pensaba. ¡Venga, caña al mono, ques de goma!

¿Qué conclusión provisional, válida temporalmente, podemos extraer de tales portentos? Pues que lo que marcan las matemáticas y las teorías y lo observado en la práctica no cuadra ni con calzador. Y eso despatarra a los científicos (Joanne Baker). (Bueno, la eminente astrofísica y divulgadora británica no utiliza esa terminología...).

Por lo demás, Thorne, -Nobel de Física, 2017 y premio Princesa de Asturias- va y nos suelta que los bujeros negros no están hechos de materia, como los carquinyolis mismamente. Están hechos de espacio-tiempo concentrado, como el caldo Gallina Blanca. Sencillo, ¿no? Y si tuviéramos la oportunidad, imposible ya que tenemos chicha, de pasearnos por el interior de uno de ellos, observaríamos que el Tiempo fluye de manera mucho más lenta que en la Tierra. Ítem más u otro sí: si fuéramos hacia el centro del bujero, no viajaríamos por el espacio-tiempo, sino solo por el tiempo. Deducción deductiva: todo el rollo verbenero que les ha largado sobre la concentración brutal de la masa/energía en los bujeros negros parece que se va al carajo. La solución, mañana.

Hoy no hay música. Los convertidores de Youtube a MP3 son todos virus, o por ahí.

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de salmar2
Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor