Terminator podría implantar la República

Terminator podría implantar la República

dimecres 20 de febrer 2019 - 18:15 a divendres 20 de febrer 3333 - 08:30
Terminator podría implantar la República

(En esta bonita foto se ve un Terminator sin maquillar. Los construyó una civilización de máquinas muy avanzadas, con el objetivo de destruir la Tierra. Pero un grupo de resistentes terrícolas impedirán que los malvados cacharros se salgan con la suya. Para ello, viajan al pasado para modificarlo a su gusto. Arnold Schwarzenegger encarnó a uno de esos cacharros malo de verdad. Y en la secuela de la película, a uno protector de los humanos. Pero las feroces máquinas enviarán a otros malosos artefactos. En la ficción ganamos nosotros, tras arduas batallas y varias películas. Aunque no sé yo qué pasaría si se diera realmente este supuesto…). 

Prosigo con los extraterrestres y su relación con los terrícolas. ¡La cosa está que arde! (Tercera puntata).

07.21. Primer contacto con un habitante de la zona. Tamaño del ente individualizado, 170 cm.; perímetro craneal, 57 cm.; número de ojos, dos; longitud del rabo, 0.00 cm. (carece de él). Denominación del ente, Lluc Puig i Roig. Nivel de mansedumbre, bajo. Dispone de medio de transporte de gran simplicidad, pero de muy complicado manejo denominado Ford Fiesta.

(Así imagina el genial Eduardo Mendoza el primer encuentro entre un extraterrestre y un indígena local, en su divertida novela Sin noticias de Gurb. Recomiendo vivamente su lectura).

No crean que la cosa solo va de marcianos que vienen a la Tierra. También podríamos ir nosotros a darles un susto.

El astrónomo Avi Loeb considera que la Vida en la Tierra no está hecha para viajes interestelares, y mucho menos intergalácticos. O encontramos otro tipo de autopista o viajar por el Universo es casi imposible. Las distancias y los obstáculos son aplastantes, abrumadores y deprimentes. Tendríamos que ir de un lado a otro por otro sitio.  Por ejemplo, buscando un atajo, un bucle del espacio-tiempo que fuera transitable. Ese bonito evento acercaría hasta casi tocarse el punto de partida y el de destino (en las chimbambas siderales del de partida). De eso se encargarían los llamados motores de curvatura. Imagínense que el Universo es una hoja lisa y nosotros estamos en un punto de un extremo y queremos ir a otro punto situado en el otro extremo, qué está en el séptimo pino. Pues nada más sencillo: esos motores doblarían la hoja y pondrían en contacto, o casi, ambos puntos. I santes pasqües! ¿A que es bonito?

Una astronave con motor de curvatura se desplazaría, pues, cagando giga leches por ahí arriba; doblando el espacio-tiempo como quien dobla una servilleta. El cacharro de momento es solo un diseño teórico, muy alejado de su materialización. No obstante, ya de salida presenta algunos pequeños inconvenientes. Por ejemplo, que no hay manera de salir del jodido bucle espacio-temporal. Por lo que uno se puede tirar millones de años cascando por ahí de vaya usted a saber, y al salir encontrar que la Tierra ya no existe. Y que su lugar lo ocupa un parador interestelar non stop. Regentado por unos tipos en forma de cebolla azul, con 10 patas y 60 ojos. Así que…

Otra bonita posibilidad sería circular por el hiperespacio, que es viajar a toda hostia por ámbitos de más de tres dimensiones. ¿Qué cómo se hace eso? Ni puñetera idea, pero queda fino y elegante. Otros se apuntan a unos supuestos motores anti-materia, o anti-gravedad, que también correrían cual correcaminos. Pero si algo está claro es que hoy todas estas opciones son pura ciencia-ficción. Es más, nada de ciencia y todo de ficción.

OMC fue un grupo neozelandés que rodó por los Noventa del siglo pasado; y que apenas hubiera sido conocido fuera de su país de no ser por un par de brillantes canciones.

https://www.youtube.com/watch?v=C2cMG33mWVY

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de salmar2
Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor