Transparente como el agua

Transparente como el agua

dimarts 06 de maig 2014 - 18:30

Cuando decimos que una persona no es transparente nos referimos a que esconde algo o esto nos parece. Cuando criticamos que una empresa no es transparente denunciamos que no es clara con sus acciones y que esconde información relevante.

Pero, ¿qué aspectos debe tener en cuenta toda empresa, institución… para no caer en el error de la transparencia con su cliente?

1. Humanidad: Detrás de una empresa hay personas. Por lo tanto, debemos tratar al cliente como tal. Tener un contacto de persona a persona. Debemos preocuparnos por él, saber sus necesidades, sus preocupaciones y sus objetivos a corto y largo plazo. No debemos creernos mejores que ellos pero si creer ser los mejores para solucionar sus problemas o cubrir sus necesidades.

2. Honestidad: Pase lo que pase, el cliente debe estar informado de todo lo que suceda dentro de nuestra empresa y que pueda afectarle directa e indirectamente. La transparencia es de vital importancia. Infórmele de lo que está sucediendo y prevéngale de posibles efectos adversos; evite que se encuentre con ellos de golpe y nos eche en cara la falta de información.

3. Humildad: Todas las personas nos equivocamos en esta vida; y las empresas también. Pero es fundamental reconocer los errores y solucionarlos lo antes posible y de la forma más eficaz. Pedir perdón es fundamental. ¿Qué hay más transparente que reconocer dónde nos hemos equivocado y explicar cómo lo vamos a solucionar?

4. Constancia: La relación empresa-cliente debe ser constante y permanente. Ésto creará un vínculo cercano y ayudará a fidelizar el cliente y que vea que nos preocupamos por él. Debemos “mimarle” y mantenerle contento con nuestro servicio pero también con nuestra actitud hacia él.

Comparteix-ho