¿Y si Madrid no tuviera toda la culpa?

¿Y si Madrid no tuviera toda la culpa?

dijous 29 de novembre 2018 - 20:30 a dissabte 07 de novembre 3333 - 06:30
¿Y si Madrid no tuviera toda la culpa?

(Al ADN le importa un bledo si uno tiene un BMW o un carricoche para burriciegos; lo único que cuenta es tener muchos hijos sanos)

Estamos diseñados para vivir unos 40 años, 50 a lo sumo. Pero la cultura, en forma de medicina, higiene, alimentación y demás, ha conseguido que alcancemos los 80 años sin muchas dificultades. Aunque solo hace falta ver los pieses de un anciano para comprobar que no estamos “fabricados” para llegar a esas edades tan provectas (Sentencia andorrana, siglo VI aC.).

El cuarto mecanismo de evolución de las especies es la migración. A nadie se le escapa el hecho de que si unas poblaciones emigran desde su solar cálido y seco a uno frío y húmedo, tendrán que experimentar modificaciones genéticas, que les faciliten una positiva adaptación al nuevo medio. La cosa va de perpetuarse como especie, no lo olviden. (Al ADN le importa una figa si tenemos un Mercedes Benz o un Ibiza; lo que quiere es que tengamos muchos hijos sanos). Y las poblaciones que no experimenten esas mutaciones, se irán al carajo. Pero esto no se consigues de la noche a la mañana: los tiempos evolutivos escapan a nuestra intuición; aunque los cambios genéticos suelen darse muy rápidamente, tras largos periodos de estancamiento evolutivo.

Una puntualización: los diversos grupos de sapiens-sapiens que se establecen en diferentes medios, no forman nuevas especies, sino variaciones de la misma. (De momento; de momento). Tan pintoresco hecho permite que una señora bosquimana pueda tener hijos con un lord inglés (previa coyunda o jodienda, la cual con frecuencia no tiene enmienda). Si fueran de distintas especies, no podrían engendrar hijos, o los fabricarían estériles (una vía muerta a la que conduciría ese fornicio contra natura). Que es lo que pasó con los híbridos de nean y sapiens-sapiens, o a los de denisovano y nean ambos recientemente descubiertos. ¡Y dale!

Sí, ya sé, tenemos una porcentaje (muy bajo) de genoma nean. Pero lo esencial, lo que marca la diferencia, son las circunvoluciones cerebrales y lo que esconden: pensamiento híper complejo y todo lo que cuelga. Y eso es privativo de nosotros.

Peeeero… Siempre hay un pero. En las últimas décadas ha aparecido una prometedora rama de la biología evolutiva que sostiene que el medio ambiente puede influir directamente en una u otra expresión de ciertos genes. Es decir, en variaciones de la anatomía, fisiología y demás de una población de individuos determinada. Esa línea de investigación se llama epigenética. Un medio ambiente hostil, que produjera hambre, sed, tensión…, haría variar los caracteres físico-químicos de los tipos que los sufren. Un ejemplo: los individuos de una población que vivieran en un clima muy seco, responderían cambiando la fisiología y el metabolismo del cuerpo para sudar menos. De esta manera, los que sobrevivieran no solo sería por suerte, sino que además se lo habrían currado, respondiendo a la presión del ambiente de manera adecuada.

 

 

Gabi, Fofó y Miliki hicieron cantar y reír a varias generaciones de niños.

https://www.youtube.com/watch?v=l8UmmPK6J8w
 

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de Vidaydestino
Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor