Yo me pido vida

Yo me pido vida

dissabte 27 de juny 2015 - 17:30
Yo me pido vida

Imagínate a ti, con no más de siete años, corriendo por la orilla de la playa descubriendo el mar mientras te graba tu padre emocionado. Luego imagínate a ti, con la misma edad, haciendo una cueva en la arena para dejar pasar el agua haciendo tu mar mientras tu hermano da patadas al agua que llega, queriendo vencer divertido la fuerza del agua. Después imagínate a ti como alga que se mantiene dentro el mar en la misma onda en movimiento y finalmente mira a tu alrededor y imagínate qué deben sentir esos turistas sonrientes y relajados en medio de las olas dejándose llevar sin moverse demasiado, con la vista perdida en el momento presente.

Entonces fíjate en ti mismo, ¿qué sientes? ¿dónde estás? ¿qué quieres sentir? ¿qué quieres coger prestado? ¿qué quieres soltar? ¿qué quieres vivir?

Yo me sentía sola pero estaba en casa y quería sentirme en paz, cogiendo prestadas algunas sensaciones como las olas que se deshacen con fuerza a mi alrededor según lo que se han crecido, esas que siempre se crean, que siempre llegan, que retumban y se desdibujan como los fuegos artificiales de una noche de San Juan lluviosa. Yo quería pedirme vida para redescubrir qué es la vida, si optaba por uno de los puntos de vista de los hermanos o simplemente no optaba por nada, sino por escuchar lo que me decía el mundo de mi. Quería cogerlo todo y darme toda para soltar lo que dolía, dejando flores en los pétalos que alguien había dibujado sobre la arena. Quería mantenerme allí fluyendo, confundí la fuerza del agua con el fuego y me mantuve en ese punto en que se rompían las olas una y otra vez. Entonces me sentí viva y la paz llegó. Estaba sola frenando el gesto de abrazarte, pero estaba en casa, conmigo y lo que yo soy ahora. Tocaba bailar en la inquietud, no fuera que la vida se desdibujara porque por encima de todo yo me pido vida.

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de juditruiz
Mestra d’educació infantil i amant de la vida que intenta integrar experiències per redescobrir-se contínuament. Penso que tots som artistes i podem ser mestres. Crec en el poder de la pedagogia, de la filosofia, de la psicologia, de l’art... però sobretot crec en les persones i en la seva creació constant en dialèctica amb la riquesa del món. Crec en aprendre i desaprendre per a viure i a viure per aprendre i desaprendre. Crec en un món multicolor. Crec en les revelacions. Crec en tu, en mi i en nosaltres. Crec en una comunitat de despertes i desperts.
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor