El "procés" es inmortal

El "procés" es inmortal

dimarts 11 de setembre 2018 - 17:30 a dilluns 13 d'octubre 2098 - 15:30
El "procés" es inmortal

(En este bonito dibujo se ve cómo quedará Pardinyes después de que todo se haya ido al carajo)

Solo sabemos lo que no sabemos (proverbio pallarès).

Tras el repaso a los bujeros y sus implicaciones, paso a explicar someramente el futuro de nuestro querido Universo

Una primera evaluación sitúa la cosa del fin del Universo dentro de unos billonejos de billones de años, lo cual no es moco de pavo. ¿Qué si existiremos los humanos para entonces? Respuesta: por supuesto que no. Por no existir no existirá ni la Conferencia Episcopal Española. No seremos siquiera el recuerdo infinitesimal y ciego de un amnésico en la memoria universal. Nada ni nadie remitirá a nuestro azaroso paso por un resquicio del espacio-tiempo. Nada de nada. Así son las cosas, y así se las cuento.

Examinemos el primer supuesto: que el Universo continúe expansionándose por ninguna parte y de manera indefinida. En este caso, la entropía continuará reduciendo la energía disponible, hasta que llegue un momento en el cual el Universo no tenga energía y reine el caos y el desorden total. Entonces el Universo será un lugar muuuuuy espacioso, pero inerte y muerto (Bryson). Un lugar frío e inane, que permanecerá estático y en silencio por siempre jamás. Un escenario aterrador como pocos. Pero no se alarmen: los monos bípedos y desnudos hará un porrón de millones de años que estaremos tos muertos. Toda la materia estará separada por distancias gigantescas, por lo que desparecerá cualquier posibilidad de interacción. Un final tétrico y tristón, añado. A esa posibilidad posible se la etiqueta como Universo abierto. Esa tendencia la postuló el señor Hubble ya hace unos cuantos calendarios. Incluso formuló su propia constante, que fija la tasa a la que se expande el Universo y se alejan una de otras las galaxias. Ah, para que quede más clara la cosa añadiré que las galaxias y lo que cuelga se alejan debido a la velocidad inercial producida por la Gran Explosión primigenia (y por la energía oscura)

La segunda opción mejor colocada para el Gran Final consiste en que la atracción de la gravedad consiga contrarrestar a la fuerza repulsiva de la energía oscura. En ese estado de densidad crítica, el Universo se mantendría unido de tal manera que la cosa continuaría más o menos igual que ahora (entiendan por ahora una foto fija del Universo en su estado actual). No obstante, es preciso señalar que la tendencia actual no confirma esa segunda posibilidad, que correspondería a lo que los astrofísicos llaman Universo plano.

El tercer final más prometedor se denomina Universo cerrado. La cosa va de que llega un momento en el que la gravedad no solo contrarresta a la fuerza repulsiva de la energía oscura y tal, sino que la vence y empieza a tirar de la materia p’adentro. En dirección al punto de explosión inicial (Big Bang); remontando en sentido inverso la distancia recorrida. Vuelta atrás hacia el principio, cual acordeón que se pliega. Gran Implosión al canto. Y ese rollo macabeo podría producirse indefinidamente: explosión-implosión-explosión-…, y así hasta que los atunes tengan barba. Otra posibilidad tan rara y compleja como las anteriores, pero probable.

En todos los casos, el Universo se presenta finito, pero ilimitado (como la superficie de la Tierra, para que se entienda). Y si uno/a de ustedes decidiera un fin de semana ir hasta el límite del Universo, lo que le sucedería es que el domingo por la noche volvería al punto de partida. El Universo es finito pero curvo, según las evidencias actuales, y más raro que un orco. Más madera: la posibilidad de un Universo infinito en extensión es aberrante y se desecha de las conjeturas científicas. Una pequeña aclaración les hará comprender el asunto: si el Universo fuera infinito en tiempo y espacio, ahora mismo y aquí mismo habría millones de millones de objetos y cacharros variados; pues se habría tenido toda la eternidad para producirlos. ¿Sí? Dejémoslo así, que la olla ya está bastante caliente.

Últimas preguntas. ¿Hacia dónde irá finalmente el Universo universal y cómo terminará la cosa? Ni idea, créanme, ni la más mínima idea. Pero no solo soy servidor el que confiesa su ignorancia, sino también muchos científicos acreditados; por ejemplo, Linde, que no es un parveni, nos dice: Ahora bien, la forma en la que el universo terminará no está clara, y hay diferentes teorías. Pues eso. Introduzco el concepto de la constante de Hubble -grandioso descubrimiento gordo- pues se centra en la propia dinámica del Universo: mide la tasa a la que el Universo y todo lo embutido en él se están separando. Si esa constante funciona, el futuro del Corral es un universo congelado, sin energía disponible, muerto, con sus bichos aislados entre sí por distancias incalculables. Caos, desorden y frío, tales son los parámetros de esa tragedia. También podría ser que en vez de expandirse hacia ningún lado eternamente –hasta agotar la energía disponible por causa de la entropía-, la cosa fuera p’atrás y p’adentro, cual acordeón que se pliega: la Gran Implosión.

Pero para que tan fausto evento chutara, la gravedad de los bichos tendría que compensar la tendencia a la expansión; lo cual no es probable, dado que la energía oscura supera la fuerza gravitatoria y hace que todos los objetos se alejen a no se sabe dónde. ¿Sabían ustedes que cada día que pasa cambiamos de lugar en el Cosmos, que surcamos con nuestra galaxia espacios ignotos, no-lugares? Por cierto, se me olvidaba: la galaxia de Andrómeda se dirige hacia la nuestra (la Vía Láctea) echando leches. Conclusión: cuando colisionen, dentro de unos miles de millones de años, el estropicio será mayúsculo. Aunque otros afirman que será un feliz matrimonio intergaláctico.

¿Desaparecerá el Universo universal, se habrá acabado la corrupción en España, bajará el IRPF? Son las preguntas postreras que nos asaltan sin que encontremos respuestas fiables.

Scorsese logró reunir a lo más granado para filmar su ya mítico The Last Waltz.

https://www.youtube.com/watch?v=jREUrbGGrgM&index=2&list=PL3WOOnRH1KJ63Y...

 

 

 

Comparteix-ho

Sobre l'autor

imatge de salmar2
Salvador Martínez. Jubilado inquieto y curioso, que se pasea por una de las más apasionantes fronteras del conocimiento humano. Ante notario ha dejado escrita la frase que debe esculpirse en su lápida funeraria: "Aquí yace un tipo que dedicó su vida a comprender este mundo y sus alrededores. Fracasó." Y otra debajo: "Es la primera vez que hago un viaje sin tener ni idea de adónde voy"
Segueix-me :

Darreres entrades de l'autor